Mantener limpio el garaje del edificio

Consejos de limpieza para el garaje comunitario

Los garajes son zonas cuyo mantenimiento resulta más complicado por la cantidad de grasa, humo, humedad y suciedad que se acumula en este espacio, donde la falta de circulación de aire puede representar un real problema, además, la circulación diaria de vehículos dificulta su mantenimiento en buen estado.

Otro punto a cuidar en este tipo de locales o sitios de resguardo es la aparición de moho. El peligro de estos sitios cerrados, es la acumulación de residuos grasos sobre el pavimento o suelo, el cual no solo ocasiona malos olores, sino que también puede ocasionar algún tipo de accidente si no está debidamente mantenido. Por eso es tan importante la limpieza de garajes.

Además, los gases tóxicos que desprenden los vehículos incrementan la toxicidad del ambiente del mismo, lo cual puede originar acumulación de suciedad, o humedad y, por consiguiente, hongos en el mismo.

consejos para limpiar garajes

Pasos a seguir para el mantenimiento del garaje

Para evitar que este tipo de situaciones sucedan en el garaje de su hogar o comunitario, es necesario seguir pasos sencillos, que evitarán la contaminación de este espacio, y mantendrá el área apta para circulación de coches, motos y transeúntes sin problema alguno. A continuación, os contamos algunos de los requerimientos necesarios para mantener el orden en estas zonas.

Examinar el tipo de suelo que tiene el local y la situación del mismo

Antes de trabajar sobre el mismo, es indispensable saber a qué nos enfrentamos. Es por ello, que se debe realizar un análisis previo de la situación actual del garaje, su suelo, paredes y resto del lugar, de esta manera sabremos de qué forma solucionarlo.

Cuando se trata de un suelo de hormigón, que está lleno de grasa, lo recomendable es usar productos desengrasantes para limpiar el mismo con una escoba y fregona, al menos cada 15 días, para evitar la acumulación del mismo. En caso de ser suelos pulidos, la limpieza que se requiere es industrial, ya que se necesita un fregado a través de máquinas especiales, que requieren ciertas medidas específicas.

Para la limpieza de espacios como techos, o paredes altas, también deben seguirse normas que establece la ley para la higienización de los mismos (uso de escaleras adecuadas, instrumentos de seguridad, entre otros) que deben seguirse para evitar accidentes.

Pinta las paredes y el techo pinturas que soporten humedad y grasa

Este espacio, aunque está expuesto constantemente a contrastes fuertes que impiden su mantenimiento en buen estado, sigue siendo parte de nuestras zonas de uso común, por lo cual velar por su sostenimiento adecuado es indispensable.

Es por ello que la prevención será otro factor que nos ayudará en este caso. Barnizar las paredes, muros, o techo, con un recubrimiento anti humedad y con protección contra la grasa, que permita limpiar de manera más efectiva el espacio, será otra recomendación para este punto.

Concienciar a los vecinos sobre la importancia del mantenimiento de este espacio en buen estado

Los vecinos también deben ser partícipes en el mantenimiento en buen estado de estas zonas comunes. Recoger residuos de basura, asegurarse que cada una de sus plazas se encuentre en buen estado, no sobrecargar de gases tóxicos el sitio, colaborar con las limpiezas que se realizarán de manera periódica, aportar a los gastos, entre otros puntos que también serán de apoyo.

Más información