Limpieza de cocinas industriales

Puntos críticos en la limpieza de cocinas industriales

La correcta limpieza de las cocinas donde se preparan y cocinan alimentos y menús para colectividades es una necesidad tanto por motivos de higiene como de seguridad alimentaria y de salud pública. En este post vamos a dar unas cuantas indicaciones en cuanto a la limpieza e higienización de estas instalaciones, así como cuales son los puntos en los que se debe incidir especialmente, con una diaria revisión y limpieza para evitar acumulaciones de suciedad y bacterias peligrosas para el entorno.

limpieza de cocinas industriales

Uso de los medios necesarios

Las empresas de limpieza utilizan los medios tecnológicos y los productos desincrustantes y desengrasantes más adecuados, para llegar a todos los rincones y dejar una cocina industrial realmente brillante, libre de cualquier germen patógeno que pudiera dar lugar a una contaminación peligrosa. Después de visitar las instalaciones se decidirán tiempos, frecuencia y sistemas empleados en cada caso, para conseguir que la cocina de tu restaurante, catering, o colectividad esté siempre a punto, utilizando tratamientos que corrigen y eliminan la suciedad en puntos críticos, pero que también previenen, conservan y mantienen por más tiempo las superficies en perfecto estado de revista, con la correspondiente certificación al finalizar los trabajos, que respalde las posibles inspecciones de Sanidad.

Si necesitas que tu cocina industrial esté impecable, no es suficiente para su correcta higienización una limpieza superficial, es necesario utilizar la maquinaria y los productos adecuados, aptos para el sector alimentario, para que la grasa no se instale de forma permanente en todas partes, y esto tanto por imperativo legal como por la seguridad de los alimentos, y obviamente, de las personas.

Puntos clave para una buena limpieza

Los puntos críticos donde se debe tener muy en cuenta una limpieza en profundidad en este tipo de instalaciones son, en primer lugar la propia cocina, sus fogones, utensilios, horno, zona de preparación de pescados y carnes, zona de preparación de verduras, cámara de verduras, almacenes. Para limpiar los mostradores, estanterías, carros y mesas para el despiece, en acero inoxidable, deben usarse detergentes muy alcalinos, tensoactivos, diluidos en agua caliente, añadiendo en una segunda fase cloro activo al 2%, aclarando después, para una total higienización. Es decir, en un primer paso se desengrasan las superficies y en el segundo se higienizan y desinfectan, con productos homologados previstos para este tipo de instalaciones.

Las rejillas de los aparatos de climatización, de impulsión y retorno, se limpiarán con aspirador, y con bayeta húmeda que lleve producto desinfectante. Cada seis meses deberán extraerse para limpiarlas aplicando altas temperaturas y evitar enfermedades relativas a la circulación en el ambiente de gérmenes existentes en los circuitos de estos aparatos.

La campana extractora y sus conductos y motor deberán limpiarse con un cepillo industrial con motor inyector de espuma activa y calor; elimina la grasa en todo tipo de extractores o chimeneas, con un resultado de limpieza efectiva en muy poco tiempo. Los utensilios de trabajo primeramente se limpiarán e higienizarán diariamente y periódicamente se deben esterilizar para evitar contaminaciones. Pomos de puertas, paredes, suelos, deben limpiarse y desinfectarse diariamente con espumas desengrasantes y detergentes de alto poder antibacteriológico.

Más información